lunes, 28 de junio de 2010

El Pacto Roerich y La Bandera de La Paz

Firma del Pacto Roerich el 15 de abril de 1935
(En el centro el presidente de USAmérica, F. Roosevelt)


PACTO ROERICH

Las Altas Partes Contratantes, animadas por el propósito de dar expresión convencional a los postulados de la Resolución aprobada el 16 de diciembre de 1933, por la totalidad de los Estados representados en la Séptima Conferencia Internacional Americana, celebrada en Montevideo que recomendó "a los Gobiernos de América que no lo hubieren hecho, la suscripción del 'Pacto Roerich', iniciado por el Museo de Roerich de los Estados Unidos, y que tiene por objeto la adopción universal de una bandera, ya creada y difundida, para preservar con ella, en cualquier época de peligro, todos los monumentos inmuebles de propiedad nacional o particular que forman el tesoro cultural de los pueblos", y con el fin de que los tesoros de la cultura sean respetados y protegidos en tiempo de guerra y de paz, han resuelto celebrar un tratado, y a este efecto han convenido en los siguientes artículos:

ARTÍCULO

Serán consideradas como neutrales, y como a tales respetados y protegidos por los beligerantes, los monumentos históricos, los museos y las instituciones dedicadas a la ciencia, al arte, a la educación y a la conservación de los elementos de cultura.

Igual respeto y protección se acordará al personal de las instituciones arriba mencionadas. Se acordará el mismo respeto y protección a los monumentos históricos, museos e instituciones científicas, artísticas, educativas y culturales, así en tiempo de paz como de guerra.

ARTÍCULO II

La neutralidad, protección y respeto a los monumentos e instituciones mencionados en el artículo anterior, se acordará en todo el territorio de cada uno de los Estados signatarios y accedentes, sin hacer distinción en razón de la nacionalidad a que pertenezcan. Los Gobiernos respectivos se comprometen a dictar las medidas de legislación interna necesarias para asegurar dicha protección y respeto.

ARTÍCULO III

Con el fin de identificar los monumentos e instituciones a que se refiere el artículo I, se podrá usar una bandera distintiva (círculo rojo, con una triple esfera roja dentro del círculo, sobre un fondo blanco) conforme al modelo anexo a este tratado.

ARTÍCULO IV

Los Gobiernos signatarios y los que accedan al presente convenio, comunicarán a la Unión Panamericana, en el acto de la firma o de la accesión, o en cualquier momento después de dicho acto, una lista de los monumentos o instituciones que deseen someter a la protección acordada por este tratado. La Unión americana, al notificar a los Gobiernos los actos de la firma o de la accesión, comunicará también la lista de los monumentos e instituciones mencionada en este artículo, e informará a los demás Gobiernos de cualquier cambio que ulteriormente se haga en dicha lista.

ARTÍCULO V

Los monumentos e instituciones a que se refiere el artículo I cesarán en el goce de los privilegios que les reconoce el presente convenio, cuando sean usados para fines militares.

ARTÍCULO VI

Los Estados que no suscriban este tratado en su fecha, podrán firmarlo o acceder a él en cualquier tiempo.

ARTÍCULO VII

Los instrumentos de accesión, así como los de ratificación y denuncia del presente Convenio, se depositarán en la Unión Panamericana, la cual comunicará el hecho del depósito a los Estados signatarios o accedentes.

ARTÍCULO VIII

Cualquiera de los Estados que suscriban el presente convenio o que accedan a él podrá denunciarlo en cualquier tiempo, y la denuncia tendrá efecto tres meses después de su notificación a los otros signatarios o accedentes.

EN FE DE LO CUAL, los infrascritos Plenipotenciarios, después de haber depositado sus plenos Poderes, que se han encontrado en buena y debida forma, firman y sellan este tratado en nombre de sus respectivos gobiernos, en las fechas indicadas junto a sus firmas.

Por Rep. Argentina:
15 de abril, 1935 FELIPE A. ESPIL,
Por Bolivia:
15 de abril, 1935 ENRIQUE FINOT,
Por Brasil:
15 de abril, 1935 OSWALDO ARANHA,
Por Chile:
15 de abril, 1935 M. TRUCCO,
Por Colombia:
15 de abril, 1935 M. LOPEZPUMAREJO,
Por Costa Rica:
15 de abril, 1935 MAN. GONZALEZ Z.
Por Cuba:
15 de abril, 1935 GUILLERMO PATTERSON,
Por la Rep. Dominicana:
15 de abril, 1935 RAFAEL BRACHE
Por Ecuador:
15 de abril, 1935 C. E. ALFARO,
Por El Salvador:
15 de abril, 1935 HECTOR DAVID CASTRO,
Por Guatemala:
15 de abril, 1935 ADRIAN RECINOS,
Por Haití:
15 de abril, 1935 A. BLANCHET,
Por Honduras:
15 de abril, 1935 M. PAZ BARAONA,
Por México:
15 de abril, 1935 F. CASTILLO NAJERA,
Por Nicaragua:
15 de abril, 1935 HENRI DE BAYLE,
Por Panamá:
15 de abril, 1935 R. J. ALFARO,
Por Paraguay:
15 de abril, 1935 ENRIQUE BORDENAVE,
Por Perú:
15 de abril, 1935 M. DE FREYRE Y S.
Por Estados Unidos de América:
15 de abril, 1935 HENRY A. WALLACE
Por Uruguay:
15 de abril, 1935 J. RICHLING,
Por Venezuela:
15 de abril, 1935 PEDRO M. ARCAYA,

Certifico que le documento preinserto es copia fiel del original con las firmas hasta esta fecha, del Tratado sobre Protección de Instituciones Artísticas y Científicas y Monumentos Históricos (Pacto Roerich), depositado en la Unión Panamericana y abierto a la firma o accesión de todos los Estados. Washington, D.C. , 16 de abril de 1935.

E. Gil -Borges

Secretario del Consejo Directivo
de la Unión Panamericana

AND WHEREAS the said Treaty has been duly ratified by the United States of America, whose instrument of ratification was deposited with the Pan American Union on July 13, 1935;

AND WHEREAS the said Treaty has been duly ratified also by the Republic of Cuba, whose instrument of ratification was deposited with the Pan American Union on August 26, 1935;

NOW, THEREFORE be it known that I, Franklin D. Roosevelt, President of the United States of America, have caused the said Treaty to be made public to the end that the same and every article and clause thereof may be observed and fulfilled with good faith by the United States of America and the citizens thereof.

IN TESTIMONY WHEREOF, I have caused the Seal of the United States of America to be hereunto affixed.

DONE at the city of Washington this twenty-fifth day of October in the year of our Lord one thousand nine hundred and thirty-five, and of the Independence of the United States of America the one hundred and sixtieth.

FRANKLIN D. ROOSEVELT
By the President: CORDELL HULL, Secretary of State

Fuente: http://www.banderadelapaz.org/bandera/pacto.shtml

[1] Todos los países de América firmaron el pacto Roerich. Sólo Canadá, que por entonces aún no era un país independiente, no figura en la lista de países signatarios.

BANDERA DE LA PAZ

PINTURA POR NICHOLáS ROERICH

Próximamente: Nicholas Roerich

El Pacto Roerich y la Bandera de la Paz fueron creados y promovidos por Nicolas Roerich, con el fin de proteger los tesoros del genio humano, estableciendo que las instituciones educativas, artísticas, científicas y religiosas, así como los lugares de relevancia cultural, debían ser declarados inviolables, y respetados por todas las naciones, tanto en tiempos de guerra como en tiempos de paz.

El 15 de Abril de 1935, el Pacto Roerich fue firmado en la Casa Blanca, en presencia del entonces Presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt, por representantes de 21 gobiernos de toda América.

Fuente: http://www.fundacionpea.org/pactoybanderadelapaz.html

martes, 22 de junio de 2010

Remembering John Blofeld

Remembering John Blofeld:

FOR THE ENGLISH VERSION
PLEASE CLICK THE IMAGE


Thank you very much for your comments

Doktor Gnomegang.-

viernes, 18 de junio de 2010

Recordando a John Blofeld

La Rueda De La Vida
(Título de su libro autobiográfico)

lguien que supiera conjugar a la perfección la sabia erudición con la actividad mundana, la escritura fina con el disfrute del exotismo oriental, la capacidad de divulgar de manera magistral las filosofias orientales, junto a los usos y costumbres de gente de diferente nivel social, sus visitas a grandes lamas y a las "Casas de Flores", todo bajo su óptica personal y la más sincera expresión de su experiencia espiritual. Alguien con la sabiduría para enseñar el idioma inglés a los chinos al mismo tiempo que aprendía con diligencia el mandarín (pǔtōnghuà) y el cantonés, y todo con muchisima humildad. Alguien así ha merecido y merecerá todo mi respeto, alguien de quien a través de sus libros y vivencias he aprendido mucho, pues poseyó el don de la didáctica y la virtud de saber enseñar.

Se trata de John Blofeld, distinguido escritor, pensador e investigador inglés, ademas de místico, religioso, académico, profesor y traductor. Dedicó su vida al estudio e investigacion de dos grandes religiones orientales, a saber, el Buddhismo y el Taoismo, y en quizás en menor medida el moralismo ritual de Confucio. Siempre desde su más estricta experiencia personal.

Desde que era niño siempre le atrajo la figura de Buddha, al punto que adquirió una, a pesar de que pertenecía a una familia protestante. Con la complicidad de algunos sueños vívidos, experiencias de extraños recuerdos acerca de temas mas bién filosóficos y la lectura de algunos libros sobre el pensamiento y las religiones orientales, se había transformado en un buddhista convencido, y desde entonces resolvió irse a vivir al Extremo Oriente.

Canton, China, 1930
© Richard Fleischhut

Para ello viajó, o mejor se escapó a China en 1932 a la edad de 19 años. Era China el país con el que sentía mayor afinidad. Dejó así sus estudios universitarios en Cambridge, hipnotizado por las historias de un mundo exótico, atraido por Buddhas, Bodhisattvas, Inmortales Taoistas y maravillas de todo tipo. Por supuesto que tuvo que aprender el idioma chino, el cual oportunamente llegó a dominar a la perfección. Fue Blofeld un romántico que amó sin condiciones a China aun sin conocerla, y cuando lo hizo, viajando por toda ella, la amó mucho mas. Su sueño era establecerse en Pekín (Beijing) y vivir toda su vida allí, pero ese proyecto se frustró debido a la invasion japonesa. Pero de todas formas vivio en china el suficiente tiempo para contraer nupcias y realizar la mayoría de sus sueños.


Pusa Ding: Templo del Bodhisatva
(Monasterio Ch'an)
Foto original por: Henk Van Es
Así fue como, viajando de un sitio a otro bajo el nombre chino de P'u Lotao, pudo estudiar de primera mano el buddhismo Ch'an chino, el cuasi perdido buddhismo Mi Tsong esotérico, el chamanismo y el lamaismo mongol, y por último recibir las supremas iniciaciones del Vajrayana tibetano. Paralelamente, y muy inusual en un buddhista declarado, dedicó parte de su tiempo a la investigación del muy poco conocido Taoismo, y todo en una época de la China precomunista, la época y el tiempo de un mundo ya desaparecido para siempre.

Fue autor de muchos libros, entre los que destacan:

Que son los que poseo y he tenido el placer de leer muchas veces, además de ser las fuentes de este artículo. :-)

Todos de un incalculable valor didáctico y escritos en una prosa sencilla que prescinde de la mas mínima intención de presentarse como una especie de enjuncioso erudito. Sus libros fueron escritos antes de la toma del poder por los maoistas, por lo que poseen un valor añadido debido a que muestran la china arraigada profundamente en el pensamiento feudal tradicional, el cual fue implacablemente destruido por los comunistas, especialmente durante la Revolución Cultural.



Su primer maestro en china fué Dorje Rimpoché (bueno, a casi todos los lamas tibetanos se les llama así, por lo que ese lama sigue siendo un misterio) quien le confirió el primer Wangkur o iniciación tántrica vájrayana.

Kalimpong, lugar de Iniciación
Luego vinieron otras superiores bajo Tangku Rimpoché, Dungjon Rimpoché, lider de los Ñingmapas del Tibet, y Dodrup Rimpoché, en Kalimpong, Bengala Occidental. Asímismo recibió lecciones del Ch'an (Zen) chino bajo el Abad Neng Hai.

Conoció luego a los mas grandes lamas del norte como el Ven. Gabju Gombojab, Khambo Lama de Mongolia, el Ven. Gombojev, Khambo Lama de la Rep. Autónoma Buryata de la URSS

Camino Montañoso en Almorah

Es digno de conocer que en sus peregrinajes como buscador se cruzó con el destino de otro insigne Lama, el gran erudito Anagárika Govinda, quien en ese entonces se habia establecido en una hermita perdida en algún de Almorah, en los Himalayas. Es de imaginar lo emocionante que debió haber sido ese encuentro, dos buddhistas occidentales encontrarse en un lugar tan apartado del mundo, y de tan dificil acceso en esos tiempos. ¡En verdad, cuando se quiere, el mundo es pequeño!

Lama Govinda










Gran Concilio Internacional Buddhista
Año 2500 E.B.

Despues de un peregrinaje por todos los lugares sagrados del Buddhismo, encargado por la BBC, participó en el VI Concilio Mundial Buddhista, efectuado en Birmania (Myanmar).

Su larga búsqueda espiritual culminó en 1969 con uno de sus mas caros sueños, a saber, conocer personalmente a S.S. el XIV Dalai Lama. La audiencia le fué concedida luego de unos diez años de diligencias en ese sentido, aconteciendo en la residencia del Dalai Lama en Dharamsala, India.

A pesar del hecho de que era buddhista, no le fue difícil entablar relaciones amistosas con los taiostas chinos, visitando las grandes montañas sagradas que generalmente son las que albergan los monasterios taoistas, a menudo en lugares inaccesibles. Sus historias taoistas son descriptivas de un mundo lleno de magia, intensamente descriptivo y cautivador. Personalmente creo que eso se lo debemos a su prosa, ágil y positivamente didáctica, y a mi juicio son de lo mejor que tienen los libros de John Blofeld. Hay que saber que ya el buddhismo es ampliamente conocido, lo cual ni remotamente ocurre con el taoismo, que sigue arropado por velos de misterio. Misterio que seguirá vivo debido a la desaparición inexorable de la Weltangschauung mágica de la vida.

Además de escritor, John Blofeld fué un destacado profesor de lengua inglesa en china y al mismo tiempo un estudiante de las lenguas chinas mandarín y cantonés, ademas de japonés y coreano en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres. La WWII interrumpió sus estudios por lo que se vió en la necesidad de engancharse en la contrainteligencia británica debido a su habilidad con las lenguas orientales pero de no hacerlo así hubiera sido inbevitablemente destinado al frente, sin posiblilidad de elegir el servicio. Luego tal vez nos hubieramos perdido de un gran ser humano y un gran erudito. Finalmente obtuvo en 1946 su maestría en literatura china por la Universidad de Cambridge

En verdad que fue un estudiante durante toda su vida, ademas de profesor.


Blofeld gustaba de llamarse a sí mismo "Cabeza de Buey" y "Viejo Buey"
parece que por su gran testa y por haber nacido en el Año Chino del Buey.

John Blofeld nació en Londres, Gran Breataña, un 2 de Abril del 1913. Vivió desde 1931 hasta 1939 en la China Continental. El comienzo de la WWII le llevó a Inglaterra por un corto periodo y fué enviado por el gobierno nuevamente a China, en donde permaneció hasta 1949. Desde entonces se convirtio en un profesor itinerante y escritor sobre su especialidad, China, su cultura y sus religiones, especialmente el Buddhismo Chino y el Vajrayana, así como el Taoismo. Recuerdo haber leido en algún sitio que Blofeld pasó un corto tiempo en un monasterio Ñingmapa en Escocia, pero no he podido confirmarlo.
Unica foto de John Blofeld que aparece en internet
Sus últimos años los pasó tranquilamente en Bangkok, Tailandia junto a su esposa china e hijos, dedicado como siempre a la enseñanza, a la escritura y por supuesto al estudio.Entró en la Luz Serena un 7 de Junio del 1987 y sus cenizas se encuentran depositadas, como lo había deseado en vida, en un templo chino cerca de Bangkok, dedicado a Guan Yin, el cual había ayudado a construir en el 1951. Hay un hecho curioso sobre su funeral, pero esa es otra historia que si lo desean pueden encontrarla en este sitio.

Sus otros libros, que por supuesto me faltan:

  • The Huang Po Doctrine of Universal Mind - 1947, bajo el seudónimo de Chu Ch'an
  • The Path to Sudden Attainment, a treatise of the Ch'an (Zen) school of Chinese Buddhism by Hui Hai of the T'ang Dynasty - 1948
  • The Zen Teaching of Huang Po: On the Transmission of Mind - 1959
  • City of Lingering Splendour : A Frank Account of Old Peking's Exotic Pleasures - 1961
  • The Zen Teaching of Hui Hai - 1962
  • I Ching, the Book of Change: The Book of Change - 1968
  • The Tantric Mysticism of Tibet : A Practical Guide to the Theory, Purpose, and Techniques of Tantric Meditation - 1970
  • Atisha: A biography of the renowned Buddhist sage - 1974, Traducudo por Thubten Kelsang Rinpoche y Ngodrub Paljor, con John Blofeld.
  • Bodhisattva of Compassion : The Mystical Tradition of Kuan Yin - 1977
  • The jewel in the lotus: An outline of present day Buddhism in China - 1977
  • The Chinese Art of Tea - 1985
  • My Journey in Mystic China: Old Pu's Travel Diary - 2008 (originalmente publicado en chino, 1990)
Próximamente volveré con más sobre John Blofeld.

Doktor Gnómegang.-




Upásaka

.

domingo, 6 de junio de 2010

Reflexiones Desde un Tiovivo Estelar II: La Unidad

Imagen: Alex Grey
Sólo como una disgresión: La Enseñanza Tradicional (La Gnosis) llama La Gran Herejía a la humana pretensión de separarse, de pensar en términos de yo y él, yo y tú, tú y él, Creador y Criatura. Eso es una ilusión, una programación psicológica que hay que superar. Todos los místicos de todas las religiones han coincidido con eso, por eso han tenido problemas con sus autoridades religiosas ( ver la historia de la mística católica por ej).


La consumación del retorno al origen lo indica bién claro, el místico se siente ser el mismísimo Dios, sin ningún tipo de separación o diferencia. En la mística Islámica hay algo parecido, léanse al bendito Arabí, a Maulana Rumi, al sublime Attar, ni hablar de Al Hallah, la paz sea con ellos…

solo que por lo que le pasó a éste último, la cosa a venido a quedar entre Dios y Uno. Con los teólogos en el medio.











La darsana hindú Yoga significa Unión. Religare, religión, es religarse, reUnirse. En el Zen se insiste en que en realidad no hay a donde retornar, a donde reunirse, pues la partida, la separación, es una ilusión de la personalidad, del yo encarnado.












Y no es que seamos dioses ni como dioses, es que no hay ningún dios que ser… De AQUELLO, (Dios), nada puede decirse, vivimos en ELLO, Somos en ELLO, en la existencia y en la muerte, que no son mas que dos fases de la Vida Una. No hay forma de separarse, a menos que sea ilusoria. Separarse realmente es un absurdo metafísico, un sinsentido, es solo blah blah, mumblejumble religioso. La experiencia religiosa auténtica, la experiencia mística, siempre apunta a ello, a la Unidad. Eso es Nirvana, Gloria, Tao, Parabrahman, Vimalaprabha o Luz Pura, Luz Serena, La Gota en el Océano.













Concluyo, la ilusión de separación es una enfermedad, es adquirida, es autoprogramada. Conduce al sufrimiento.


Creer en un Yo separado en confiar en aquello que perece, que cesa, que tiene fin. Nuestra naturaleza esencial es la Naturaleza Búddhica, el Tao, Dios, independientemente de la idea que se tenga de ELLO.

No es nacida, por tanto no cesa, no tiene fin, es luz eterna, es Vida.


Esto que he dicho no es mas que una reflexión personal, sin ánimo de menoscabar ninguna opinión o creencia. Si así lo deseais, no me hagais caso, seguiré respetándolos y queriéndolos igual.


Así pienso, y nos conocemos mejor.


Salud a todos,


Ogamov


Fecha Solar del post original:

2 Noviembre 2009 at 2:17